Fundadores

La Fe bahá’í fue fundada por Bahá’u’lláh en el siglo XIX. Los bahá’ís, que son seguidores de Bahá’u’lláh, se esfuerzan por aplicar Sus enseñanzas a sus vidas diarias. Los bahá’ís creen que Bahá’u’lláh es un educador divinamente inspirado, confiado por Dios para entregar su mensaje a toda la humanidad. Los bahá’ís también reconocen al Báb como otro educador divinamente inspirado, cuyo propósito era preparar a la humanidad para la llegada de Bahá’u’lláh.

Tanto el Báb como Bahá’u’lláh son considerados por los bahá’ís como Manifestaciones de Dios, seres perfectos a quienes Dios envía a la humanidad para revelar su voluntad y propósito. Aunque nunca podemos conocer la esencia de Dios, a través de las Manifestaciones podemos discernir Sus cualidades y atributos.

fggg

En 1844, en un momento de crisis moral generalizada en Persia, Irán actual, un joven comerciante de Shiraz tomó el título de ‘El Báb’, que significa ‘la Puerta’ en árabe. Al pedir una reforma espiritual y moral, anunció que era el portador de un mensaje destinado a transformar la vida de la humanidad.

Leer más…

Bahá’u’lláh nació en 1817 en Teherán, Irán. Desde muy joven, fue reconocido por su extraordinaria sabiduría, compasión, generosidad y compromiso con la justicia. Como hijo de un noble, se le ofreció un puesto de prestigio en la Corte del Sha, pero lo rechazó a favor de una vida dedicada a servir a los pobres, los vulnerables y los oprimidos.

Leer más…

Asociaos con todas las religiones en espíritu de amistad y concordia

Bahá’u’lláh